Le petit prince

Le petit prince

domingo, 3 de febrero de 2008

SANTO ROSARIO PARA EL TIEMPO DE NAVIDAD

SANTO ROSARIO

TAÑER DE CAMPANAS

Villancico:
Vamos con María,
vamos con José,
que por estas calles,
caminan a pié (bis)

María y José
se van a Belén,
Donde nacerá
Jesús nuestro bien.

Vamos con María,
vamos con José,
que por estas calles,
caminan a pié (bis)


posada os doy



Vamos con María,
vamos con José,
que por estas calles,
caminan a pié.

Recordaremos con este Santo Ejercicio, las Jornadas de Camino que durante 9 días recorrieron los Santos Peregrinos, María y José, en esos días venturosos en que iba a nacer el Redentor del Mundo. Unámonos a Ellos mediante el rezo del Santo Rosario, meditando los principales pasos de esa penosa peregrinación.

En el Nombre sea de Dios.

+ Por la señal de la Santa Cruz,
+ de nuestros enemigos,
+ líbranos Señor, Dios Nuestro.

En el Nombre del Padre,
y del Hijo,
y del Espíritu Santo.
Amén +

Abrid, Señor nuestros labios
para que anunciemos Vuestras alabanzas
atended a nosotros sin tardanza.
dadnos Vuestro auxilio y favor.

Limpiad nuestros corazones de impuros e impertinentes pensamientos
iluminad nuestro entendimiento e inflamad nuestra voluntad
para que digna, atenta y devotamente recemos el Santo Rosario
y merezcamos ser oídos ante el acatamiento de Vuestra Divina Majestad.
Por Jesucristo, Nuestro Señor, Amén.


Acto de Contrición.
Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío. por ser Vos quien Sois y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa en el alma haberos ofendido. Propongo firmemente nunca más pecar y apartarme de todas las ocasiones de ofenderos, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta. Os ofrezco mi vida, obras y trabajos en satisfacción de mis pecados y así como os lo suplico, así confío en vuestra bondad y misericordia infinitas, que me los perdonaréis por los méritos de vuestra preciosísima sangre y me daréis gracia para enmendarme y perseverar en Vuestro Santo Servicio, hasta el fin de mi vida, Amén.

Que el Padre nos libre, que el Hijo nos guarde, que el Espíritu Santo nos acompañe y por nosotros hable.
Que en la Perpetua Paz, brille sobre nuestras almas La Eterna Luz.
Que en la Perpetua Paz nos guíe Tu gran Poder.
Que en la Perpetua Paz, el Espíritu Santo descienda sobre nosotros
Y se quede para siempre.

Ven, Espíritu Santo,
llena los corazones de tus fieles
y enciende en ellos el fuego de tu amor.

El Señor es nuestra Luz y nuestra Salvación.

Los Misterios que consideraremos este día, son los Misterios.....
Lunes y jueves: Misterios Gozosos.
1er. Misterio gozoso: La Anunciación.
2o. Misterio gozoso: La Visita de María Santísima a su prima Santa Isabel.
3er. Misterio gozoso: El Nacimiento del Hijo de Dios en el portal de Belén.
4o. Misterio gozoso: Presentación del Niño Jesús en el Templo.
5o. Misterio gozoso: El Niño perdido y hallado entre los Doctores.
Martes y viernes: Misterios Dolorosos.
1er. Misterio doloroso: La Oración en el Huerto.
2o. Misterio doloroso: La Flagelación del Señor.
3er. Misterio doloroso: La Coronación de espinas.
4o. Misterio doloroso: Jesús camino del Calvario, con la Cruz a cuestas.
5o. Misterio doloroso: Jesús muere en la Cruz por salvarnos.
Miércoles, sábados y domingos: Misterios Gloriosos.
1er. Misterio glorioso: La Resurrección del Señor.
2o. Misterio glorioso: La Ascensión del Señor a los cielos.
3er Misterio glorioso: La Venida del Espíritu Santo sobre los apóstoles.
4o. Misterio glorioso: La Asunción de María Santísima.
5o. Misterio glorioso: La Coronación de María Santísima, como Reina de Cielos y Tierra.

MISTERIOS PARA LAS JORNADAS DE NAVIDAD:

1er Misterio: La Santísima Virgen y San José, acatan gustosos la orden de César Augusto de empadronarse en sus lugares de origen.

PADRE NUESTRO, 10 AVE MARÍA Y GLORIA.
Por Tu Limpia Concepción,
Oh soberana princesa,
Una muy grande pureza,
Te pido de corazón.

Villancico
Divino Emmanuel,
desciende del cielo
a ser el consuelo
del triste mortal.

Por ti suspiramos
Con tiernos gemidos
Y humildes pedimos
Curar nuestro mal

Oh Dios de la Vera
Oh Manso Cordero

Divino Emmanuel,
desciende del cielo
a ser el consuelo
del triste mortal.

2o Misterio: María obedece a su esposo José y se ponen prontamente en marcha hacia Belén.

PADRE NUESTRO, 10 AVE MARÍA Y GLORIA.
Por Tu Limpia Concepción,
Oh soberana princesa,
Una muy grande pureza,
te pido de corazón.

Villancico
Oh Mesías prometido,
ven tu pueblo a redimir
Oye amante su gemido
Y no tardes en venir.

Ven Señor a consolarnos
Ven a ser nuestra Salud
Ven Gran Rey a libertarnos
Ven por nuestra virtud

Oh Mesías prometido,
ven tu pueblo a redimir
Oye amante su gemido
Y no tardes en venir.

3er Misterio: La Virgen María acepta con alegría las molestias que a Ella y al Divino Fruto que lleva en sus entrañas ocasionan el pesado viaje.

PADRE NUESTRO, 10 AVE MARÍA Y GLORIA.
Por Tu Limpia Concepción,
Oh soberana princesa,
Una muy grande pureza,
te pido de corazón.

Villancico
Yahvé, Yahvé, al justo
Nubes raudas del cielo
Suelo
A nuestro Salvador
Yahvé, Yahvé, al justo
Nubes raudas del cielo
Suelo
A nuestro Salvador

Patriarcas y Profetas
Suspiran a porfía
Por ti dulce María
Y por el Redentor

Yahvé, Yahvé, al justo
Nubes raudas del cielo
Suelo
A nuestro Salvador

Yahvé, Yahvé, al justo
Nubes raudas del cielo
Suelo
A nuestro Salvador

4o Misterio: Al llegar a Belén, José y María piden alojamiento y les es negado por parientes y conocidos.

PADRE NUESTRO, 10 AVE MARÍA Y GLORIA.
Por Tu Limpia Concepción,
Oh soberana princesa,
Una muy grande pureza,
te pido de corazón


Villancico
Ven Niño del Cielo
A nacer en mí
Ven Divino anhelo
Sólo para ti
Ven Divino anhelo
Sólo para ti

El Verbo del Padre
Y Dios del Edén
Con la virgen madre
Camina a Belén

María es un Cielo
José un Serafín
Los tres en el suelo
Me buscan a mí
Me buscan a mí

Ven Niño del Cielo
A nacer en mí
Ven Divino anhelo
Sólo para ti
Ven Divino anhelo
Sólo para ti

5o Misterio: Sólo encuentran lugar en un Portal a las afueras de Belén y ahí, la Virgen María da a luz a su Hijo, que es el Hijo de Dios.

PADRE NUESTRO, 10 AVE MARÍA Y GLORIA.
Por Tu Limpia Concepción,
Oh soberana princesa,
Una muy grande pureza,
te pido de corazón

Sin Villancico

Padre Nuestro que estás en los Cielos, santificado sea tu Nombre, venga a nos tu reino, hágase Señor tu voluntad así en la tierra como en el Cielo. El pan nuestro de cada día dánoslo hoy y perdona nuestras ofensas así como (también) nosotros perdonamos a los que nos ofenden y no nos dejes caer en tentación, más líbranos y guárdanos de todo mal, porque tuyo es el Reino, el Poder y la Gloria por todos los siglos (de los siglos), Amén.
Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por (ellas y por) nosotros, los pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén.
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en un principio ahora y siempre, por los siglos de los siglos, Amén.

Después de cada Misterio se puede rezar alguna de las jaculatorias siguientes:
1.- María, Madre de Gracia y Madre de Misericordia.
En la vida y en la muerte, ampáranos Gran Señora.
2.- Por tu limpia concepción, oh Soberana Princesa
Una muy grande pureza, te pido de corazón.
Al finalizar los 5 Misterios, se reza un Padre Nuestro y se continúa así:
Dios te salve María Santísima, Hija de Dios Padre, Virgen Purísima antes del parto, en tus manos encomendamos nuestra Fe para que la alumbres y nuestra salud para que la guardes, llena eres de Gracia, etc. Santa María (cantado)
Dios te salve María Santísima, Madre de Dios Hijo, Virgen Purísima en el parto, en tus manos encomendamos nuestra esperanza para que la alientes y nuestras necesidades para que las remedies, llena eres de Gracia, etc. Santa María (cantado)
Dios te salve María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo, Virgen Purísima después del parto, en tus manos encomendamos nuestra Caridad para que la inflames y nuestras almas para que las salves, llena eres de Gracia, etc. Santa María (cantado).
Gracias te damos, oh Soberana Princesa, por todos los favores recibidos y te pedimos nos tengas ahora y siempre bajo tu protección y amparo.
Dios te salve María Santísima, Hija de Dios Padre, Madre de Dios Hijo, Esposa de Dios Espíritu Santo, Templo y Sagrario de la Beatísima Trinidad, Virgen Concebida en Gracia y sin la culpa del pecado original:
Dios te salve, Reina y Madre, Madre de Misericordia, Vida, Dulzura y Esperanza nuestra. Dios te salve, a Ti llamamos los desterrados hijos de Eva. A Ti suspiramos gimiendo y llorando, en este Valle de lágrimas. Ea pues Señora Abogada nuestra, vuelve a nosotros (esos) tus ojos misericordiosos y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre, oh Clemente, oh Piadosa, oh Dulce Siempre Virgen María; ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las divinas gracias y promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén. (Así Sea).


Villancico
Vamos con María
Vamos con José
Que por esas calles
caminan a pié (bis)

Quienes acompañan
En estas jornadas
Si lloran su culpa
Les es perdonada

Vamos con María
Vamos con José
Que por esas calles
caminan a pié (bis)

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desoigas las súplicas que te hacemos en nuestras necesidades, antes bien, líbranos de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita; ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las divinas gracias y promesas de nuestro Señor Jesucristo, Así sea.

LETANÍA y VERSOS DE LA POSADA

CONSIDERACIÓN DE LA JORNADA (POSADA) QUE CORRESPONDA:
Por ejemplo: NOVENA JORNADA
La Virgen María frente al Portal de Belén.
Contemplemos cómo la Bienaventurada Virgen María después de haber tocado las puertas de sus parientes y amigos sin encontrar posada, se dirige a un derruido portal en las afueras de Belén.
Ve la pobreza y la miseria en que ha decidido nacer su Hijo Bendito y adora en silencio la Divina Voluntad que todo lo ha dispuesto de esa manera.
Oh! Tierna Madre María, haz que amemos la pobreza de espíritu para que pueda nacer en nosotros tu Hijo Jesús.
Y Tú, Amado Redentor, enséñanos a amar verdaderamente al Padre Celestial por cuyo amor quisiste nacer entre sufrimientos en el Portal de Belén.

AVE MARÍA
HUMILDES PEREGRINOS

AVE MARÍA
OH PEREGRINA AGRACIADA

AVE MARÍA
HUMILDES PEREGRINOS

AVE MARÍA PURÍSIMA. SIN PECADO CONCEBIDA.

OFRECIMIENTO DEL SANTO ROSARIO.
Por estos misterios santos
de que hace el alma recuerdo
te rogamos, oh María!
con tierno y devoto pecho
de nuestra fe sacrosanta
la conservación y aumento.

Torna tus divinos ojos
hacia tu cristiano pueblo
da a tu Iglesia la victoria
y al mundo grato sosiego;

Serena las tempestades
que airado descarga el Cielo.
Y del Pontífice Augusto
mitiga el dolor acerbo;

Las terrenas potestades
sigan de Dios los preceptos
porque la justicia torne
y al bien vayan sus esfuerzos

Que a Dios el gentil conozca
su error abjure el soberbio
que de la verdad aparta
corazón y entendimiento

Que la culpa nos inspire
dolor profundo y perfecto
halle puerto el navegante
y la salud el enfermo
Las almas del purgatorio
gozosas vayan al Cielo

y aqueste santo ejercicio
tenga oh madre! tal aumento
en todo el orbe cristiano
que fiel adora al Dios bueno

Que de continua alabanza
sean tus glorias objeto
y por tu amor merezcamos
gozar del eterno premio.

ROSARIOS DE JACULATORIAS

(40x) Dulce Corazón de María, Os amamos, Salvad almas! (Salvadnos!)

Cinco veces: (10x) Sagrado Corazón de Jesús, en Vos Confío.
Padre Nuestro
Jesús, yo confío en Ti!.

Dulce y Humilde Jesús, Haced mi corazón semejante al Vuestro.
Dulce Corazón de María, Sed Vos la salvación mía.
Dulce Corazón de María, Salvadnos!

Espíritu Santo ¡ Ven, Ven!
mueve los corazones
que nos hagan bien